LOS LLAMADOS «EDIFICIOS VERDES»

«EDIFICIOS VERDES»

Los llamados “edificios verdes” son un valor en alza, y lejos de ser una moda pasajera están siendo elegidos por los grandes estudios de arquitectura como objetivo de sus diseños, a la vanguardia tanto en las nuevas construcciones de las principales ciudades del mundo fruto del crecimiento de la población, como en la actualización de barrios de pequeñas ciudades y pueblos de todo el mundo.

Esta nueva arquitectura desempeña un papel muy importante en las políticas ambientales, ya que este tipo de edificios «verdes» son construcciones sostenibles que utilizan como base materiales naturales y rechaza el uso de sustancias tóxicas en la fabricación de los materiales de construcción, limitando el impacto negativo del hábitat humano en el medio ambiente.

Un edificio verde o sostenible, se define como una combinación de técnicas y materiales que, juntos, contribuyen a mejorar el desempeño ambiental. La optimización de la eficiencia energética, el uso de materiales reciclados, la limitación del consumo de agua y de la producción de residuos son los elementos claves que definen una construcción sostenible.

BOSQUE VERTICAL – Stefano Boeri

El Bosque Vertical del Arquitecto Italiano Stefano Boeri es un edificio prototipo de un nuevo tipo de biodiversidad arquitectónica que se centra en la relación entre los humanos y otras especies vivas. Descrito como un «hogar para árboles que también alberga humanos y pájaros», consta de torres que se caracterizan por balcones voladizos diseñados para albergar grandes tinas externas para la vegetación y permitir el crecimiento de árboles más grandes sin obstáculos.

Un edifico verde debe tener como base prácticas respetuosas con el medio ambiente en cada etapa del proceso de diseño, construcción, mantenimiento y rehabilitación, y pensando en el futuro de la misma construcción, su demolición y el reciclaje de sus elementos constructivos.

Son muchos los criterios que actualmente se deben tener en cuenta antes de iniciar la construcción de un edificio verde. Los arquitectos y constructores implicados en este tipo de proyectos, principalmente deben considerar la implementación de instalaciones con luz natural y de aislamientos térmicos de ultima generación, ayudándose para ello de materiales con baja huella energética en su tratamiento y transporte. Haciéndose imprescindible el uso de energías renovables y una selección de equipamientos inteligentes con sistemas de iluminación y calefacción de alta eficiencia energética.

Construir una vivienda saludable además deberá ir de la mano de un exhaustivo estudio del terreno donde se ha de construir, que este esté sano, para ello se deberá verificar el estado del suelo y del entorno, para evitar la contaminación del mismo ante la presencia de fábricas, autopistas u otros elementos que puedan afectar de algún modo al proyecto.

COLECCIÓN PARK ROYAL » Pickering» – Woha

Enarbolando la bandera de la arquitectura sostenible, PARKROYAL COLLECTION Pickering en Singapur fue concebida como un ‘hotel-en-un-jardín’ que incorpora una exuberante vegetación, que incluye paredes verdes, fuentes de agua y 15.000 metros cuadrados de ‘jardines en el cielo’ escalonados. Diseñado por la firma de arquitectura Woha, el hotel ha ganado una serie de premios por su diseño sostenible y esfuerzos ecológicos. Sus iniciativas ecológicas incluyen funciones de ahorro de energía, opciones gastronómicas basadas en plantas y contenedores de reciclaje en cada habitación.

Si hablamos de construcción natural, esta debe cumplir con una máxima, el de la adaptación de la arquitectura al entorno y el de utilización de materiales sostenibles o naturales. Este tipo de construcciones utiliza a menudo, materiales provenientes de la naturaleza y por lo tanto reciclables y renovables, que ayudan a la integración del edificio con su entorno, lo que supone una arquitectura inspirada en la naturaleza.

Se hace imprescindible que este tipo de estructuras naturales, utilicen también para su construcción maquinaria de nuevas tecnologías ecológicas y sostenible. Ya hoy día son varios los fabricantes de maquinaria industrial, que han empezado a fabricar máquinas «verdes» para limitar la huella energética. Específicamente, estos fabricantes han puesto en marcha una nueva era de «máquinas ecológicas» que necesitan menos recursos en el proceso de fabricación, consumen menos energía y agua mientras funcionan y están diseñadas para ser desarmadas y recicladas al final de su vida útil.

Este tipo de construcciones tiene como objetivo reducir el consumo de energía, optimizar el uso de la energía solar, reforzar el aislamiento gracias a energías renovables y la recuperación de calor, consiguiendo así una construcción que garantiza un clima interior confortable tanto en las estaciones de verano e invierno, sin contar con un sistema de calefacción adicional. A esta nueva forma de construcción se denomina edificio pasivo  término proveniente de la palabra alemana «passivhaus«.

JARDINES DE CORNUALLES – Chang Architects


Cornwall Gardens diseñado por Chang Arquitectos, es una enorme casa familiar en Singapur que cuenta con una piscina, cascada, estanque de carpas koi y jardín en terrazas. Las plantas y la vegetación se destacan en gran medida en todo el espacio, con un patio verde, un vestíbulo de entrada, balcones con ventana y un amplio jardín en la azotea que brinda los toques finales al diseño intuitivo. «El escenario proporciona luz natural, ventilación natural y enfriamiento pasivo», dice el estudio. «Ofrece un entorno ecológico que promueve el bienestar general para todos».

En la construcción de estos edificios pasivos, entre los diversos materiales que se utilizan, el más utilizado es la madera. La primera ventaja de diseñar una construcción de madera es su longevidad, como ejemplo las estructuras de madera de túmulos egipcios de más de 3.500 años de antigüedad. Además de ser un elemento natural y biodegradable que permanece intacto, la madera siempre que esté protegida del calor y de la humedad gracias a su aislamiento térmico muy eficiente es un elemento casi eterno, por lo que las construcciones de madera además de garantizar longevidad a las construcciones, aportan el confort máximo todo el año al absorber y difundir el calor cuando se necesite.

Entre sus características está el poder almacenar carbono y es muy ecológica ya que proviene de bosques certificados y el coste para su producción, transporte y transformación es mucho más barato que otros materiales. Además por sus propiedades acústicas, puede reflejar y absorber ondas sonoras y es un magnífico aislante que puede hacer ahorrarnos en calefacción hasta un 80%. No por ello los países nórdicos tienen a la madera como principal material de construcción.

Otro material utilizado en la construcción de edificios verdes es el ladrillo de arcilla, ya que por sus propiedades «auto-aislantes» no necesita doble aislamiento (interior/exterior) y por tanto es un excelente sistema de calefacción natural, ya que almacena calor durante el día y lo reparte durante la noche. Además limita los problemas de condensación y humedad al absorber 5 veces menos agua que otros materiales.

REBEL – Studioninedots


El estudio de arquitectura holandés Studioninedots diseñó Rebel, un animado complejo que ofrece una animada combinación de funciones comerciales y sociales, que incluyen espacios de trabajo, apartamentos, restaurantes, tiendas y un cine. Su caparazón de hormigón reciclado alberga un núcleo de exuberante vegetación compuesto por plantas y árboles cuidadosamente seleccionados. Un marco abierto le da al complejo una sensación de amplitud, reforzando su conexión con su entorno.

Este tipo de viviendas, como «casas» pasivas, suelen tener un aspecto bastante compacto, ya que es básico para lograr un bajo consumo energético, que se suma a un excelente aislamiento térmico del edificio mediante cerramientos de gran formato (en muchos de sus diseños) con acristalamiento triple, estos grandes ventanales se deben orientar al sur para un mejor aprovechamiento de la luz natural durante todo el día, con ventilación mecánica controlada de doble flujo, para una mejor recuperación de calor, y por supuesto de los mas vanguardistas sistemas térmicos solares, para cubrir las necesidades de agua caliente.

Los últimos estudios confirman que la construcción de un edificio sostenible no es más cara que la de un edificio sin este tipo de soluciones, ya que, por un lado, el precio de la energía fósil necesaria en una construcción convencional aumenta y, por otro, se desarrollan cada vez más casas con «préstamos verdes« , un tipo de financiación dirigido exclusivamente a actividades sostenibles. Es decir, el beneficiario debe buscar el uso responsable de los recursos naturales, por lo que, a largo plazo, la construcción verde resultará más económica.

En efecto, aunque construir un edificio verde es una inversión a largo plazo, hay que tener en cuenta que una vivienda sostenible como valor de futuro, se venderá siempre mejor, incluso alquilar una vivienda de este tipo también es una opción más que favorable, por el confort que nos puede ofrecer, revelándose este tipo de construcciones como una elección lógica en la evolución de la arquitectura y el desarrollo de nuevas ciudades mas modernas y funcionales.

A modo de conclusión y viendo el futuro de la civilización, podemos decir que la construcción de edificios verdes debe seguir su desarrollo si consideramos los problemas de escasez de recursos no renovables. Además este tipo de construcción no se debe considerar como una alternativa, sino que tiende a ser la norma como frente de batalla hacia los desafíos ambientales actuales.

¿ Llegaremos a tiempo…?

Published by

Luis Sanandrés

Luis Sanandrés comienza su carrera en el mundo de la decoración como estilista de interiores en Madrid hace más de 25 años. Gran parte de su trayectoria profesional transcurre en dos de las tiendas con más historia de la capital. En Borgia Conti (fundada en 1988) trabaja desde el año 1989 como auxiliar y termina una década después como estilista, decorando escaparates y pequeños ambientes. Tras esta etapa, gracias a su experiencia y pasión por el diseño y la decoración, pasa a formar parte del equipo de decoradores de Grupo 13. Un showroom en pleno centro de Madrid con más de 30 años de historia, considerado por profesionales del sector como una de las tiendas de interiorismo y decoración más emblemáticas de España. En el año 2005 se traslada a Sitges, donde crea su actual estudio. En el desarrolla todo tipo de proyectos e incluye entre otros; proyectos integrales de interiorismo, decoración de cualquier espacio o ambiente y home staging. En su trabajo hay una máxima; que sus proyectos integren las propuestas y gustos del cliente, y que se cuide al detalle la elección de materiales y demás elementos, con la idea de impulsar y contribuir a la sostenibilidad ambiental. Sus diseños de interiores tienen una cualidad; crea espacios funcionales y coherentes, y diseña bajo una premisa; aportar originalidad y un marcado estilo ecléctico, que transmita atemporalidad y elegancia.

One thought on “LOS LLAMADOS «EDIFICIOS VERDES»

Deja un comentario